El Estado de México es una de las entidades de mayor relevancia en el país, por varios factores, entre los que destacan, su privilegiada ubicación geográfica, el gran número de habitantes con los que cuenta y desde un punto de vista turístico, la calidad y variedad de su patrimonio tangible e intangible. Prácticamente no existe una comunidad del Estado de México que no posea algún aspecto de interés para los viajeros o vacacionistas, por su entorno natural o sus atractivos culturales. Ixtapan de la Sal cuenta con muchos elementos fascinantes, tanto desde el punto de vista ecoturístico, del turismo de aventura o del turismo cultural.

Precisamente esa es una de las ventajas que ofrece Ixtapan de la Sal y más para quienes visitan esta población mexiquense, desde la Ciudad de México: a tan solo poco tiempo de camino, se puede conocer un lugar en donde la naturaleza más pura y valiosas costumbres del México rural se combinan e integran una oferta turística irresistible. Pasar un fin de semana en Ixtapan de la Sal, es asegurarnos jornadas enteras de alegrías, buenos momentos, relajación, adrenalina y descubrimientos culturales. Por ello, es uno de los mejores destinos vacacionales con los que cuenta el Estado de México.

Una primera recomendación para visitar en Ixtapan de la Sal, es el Parque Acuático Ixtapan, por los muchos atractivos que nos ofrece: albercas, ríos, lagos, áreas de esparcimiento infantil, zonas para los deportes extremos, asadores, restaurante, alberca termal y alberca con olas. Los niños que vistan este parque acuático de Ixtapan de la Sal, encuentran más que disfrutables, diversiones como el barco pirata, resbaladillas en el agua, alberca de pelotas, redes, túneles y brincolines. Por si fuera poco, este popular parque de Ixtapan de la Sal, cuenta con servicio de spa.

Otros dos lugares de interés en esta comunidad mexiquense son: el Balneario Municipal Ixtapan de la Sal, localizado en el centro de la ciudad y que cuenta con muchas albercas y toboganes así como también un área para la aplicación de mascarillas de barro, masajes y otras terapias para el bienestar; y la Parroquia de la Asunción, edificada en el siglo XVI, con su portada de estilo plateresco. Cada domingo, en las calles de la ciudad de Ixtapan de la Sal, se instala un interesante tianguis de artesanías, en donde también se pueden degustar ricos antojitos de la región.