Uno de los sitios de mayor tradición para el descansar y divertirse en el Toluca, Estado de México, es Ixtapan de la Sal. En este entretenido lugar- de gran belleza silvestre-, uno puede hallar albercas de aguas termales que armonizan con el paisaje frondoso del lugar, un romántico lago artificial, y la intensa adrenalina que motivan sus toboganes y otras diversiones extremas. Definitivamente es uno de los lugares más recomendables en el Estado de México para el esparcimiento familiar.

Nadie quedará defraudado al acudir a Ixtapan de la Sal, en especial aquellas personas en busca de un parque balneario de costo accesible, instalaciones de primer nivel, un ambiente natural hermoso y exuberante y muchas opciones de diversión para chicos y grandes.

Qué visitar en el parque acuático Ixtapan de la Sal

De entre los principales atractivos con los que cuenta este balneario toluqueño, hay que ponderar por ejemplo, el Mundo Infantil. Este espacio cuenta con la divertida Laguna del Pirata y la entretenida Isla del Dragón. Los pequeños pueden darse refrescantes chapuzones o bien tomar el sol mientras ríen y juegan. Pero además, tienen la opción de subirse al Carrusel o ingresar en la Quisicisa, una amena zona no acuática y todo ello de una forma totalmente segura y llena de colores.

Las Aguas Termales de Ixtapan de la Sal incluyen, desde una alberca techada hasta una piscina olímpica, así como también, un chapoteadero. Todo ello para los vacacionistas que gusten de remojadas deliciosas, en aguas tibias.

Además de lo anterior, en Ixtapan de la Sal hay numerosas opciones de servicios y entretenimientos pensadas para el disfrute de la familia, los cuales van, desde prácticos asaderos para realizar almuerzos campestres, en un entorno paradisiaco y disfrutable, hasta un lago con su embarcadero, jacuzzis integrados a una gran alberca y hasta un pequeño tren que nos lleva a conocer todas las instalaciones con las que cuenta este famoso balneario. Pero también para las parejas, Ixtapan de la Sal tiene cosas especiales, por ejemplo, un sugestivo mirador, desde donde se pueden contemplar esplendorosas puestas de sol.

Finalmente, la Zona Extrema es otro atractivo del parque acuático Ixtapan de la Sal que nadie se debe perder. Es un sector del balneario pensado para aquellos vacacionistas extremos, afectos a las emociones más fuertes y la adrenalina al máximo. Incluye toboganes que desafían las leyes de gravedad, muchos entretenimientos acuáticos seguros y funcionales y algunos desafíos más.

Cómo llegar al balneario Ixtapan de la Sal

La dirección de este recomendable centro de esparcimiento es Plaza San Gaspar, s/n en Ixtapan de la Sal, Estado de México. Partiendo desde la Ciudad de México hay que seguir avenida Reforma hasta Constituyentes, con rumbo a la Marquesa. Luego se debe cruzar por Lerma hacia Toluca y seguir la desviación a Tenango, hasta llegar a Ixtapan de la Sal.

Información relevante acerca del balneario Ixtapan de la Sal

Quienes visiten el parque acuático Ixtapan de la Sal tendrán a su disposición diferentes servicios confiables y eficaces. De entre la vasta lista de ellos, hay que mencionar el spa, un delicioso restaurante, un cómodo y accesible hotel, chapoteaderos, toboganes, estacionamiento, lanchas de pedales, casilleros, cabinas, vestidores individuales y caja de seguridad, entre muchos más.

El parque acuático abre de martes a domingo y también lunes festivos, de 9 am a 6 pm.

La sección balneario, es decir, las albercas de aguas termales abren los 365 días del año con un horario de 8 am a 7 pm.

Actividades a realizar en Ixtapan de la Sal

No hay que perderse, cuando se tenga planeado visitar el parque acuático de Ixtapan de la Sal, conocer la hermosa parroquia con la que cuenta este pueblo mexiquense. Se trata de la Parroquia de la Virgen de la Asunción, edificio del siglo XVI considerado el santuario religioso de mayor importancia en la comunidad. En aquellos tiempos novohispanos, el fraile Juan Guichen de Leyva trajo consigo, desde España, una preciosa imagen de la Virgen de la Asunción. Tras consolidarse como la patrona del lugar, su santuario ha llegado a ser un sitio de gran veneración por los ixtapenses y los habitantes de las comunidades cercanas. La construcción de esta iglesia se completó en 1682 y su estilo es plateresco español.