Localizada a solo 82 kilómetros de la capital del Estado de México, Toluca, aparece la comunidad de Ixtapan de la Sal. Se trata de una pequeña población mexiquense, tan típica como encantadora, con sus empedradas y angostas calles, y sus infaltables techos de rojo ladrillo, pero que, además, cuenta con una muy completa infraestructura turística.

Ixtapan de la Sal tiene magníficos restaurantes en donde se puede saborear lo mejor de la gastronomía mexicana, con algunas alternativas de cocina internacional. No obstante, siempre es agradable transitar por las estrechas calles de esta ciudad provincial, para conocer alguna de sus pintorescas fondas, donde se sirven gorditas, tamales, tortillas calientes y otros platillos caseros.

Por lo que se refiere a sus lujosos y exclusivos complejos hoteleros, ubicados en los márgenes de la comunidad, varios de ellos cuentan con excelentes spas y campos de golf, para disfrutar a lo grande.